La malla ciclónica está hecha para que dure muchos años y delimite todo tipo de propiedades, adaptable a cualquier tipo de terreno.


Su fabricación está hecha con alambre de acero, sometido a un proceso de galvanización, con el fin de que el material no se oxide por las inclemencias del tiempo.


El proceso de galvanización consiste en una capa de zinc sobre el acero y también, para darle más resistencia el alambre es forrado con PVC.


La malla ciclónica tiene varias ventajas aparte de que es resistente a la corrosión.


  1. Su construcción es sencilla y se coloca rápidamente.
  2. Su fabricación se realiza con distintos calibres, aberturas estrechas y alturas.
  3. Su precio es accesible, es más barato delimitar un terreno que construir una barda con material de concreto.
  4. Su acabado es uniforme, con terminaciones en punta o nudo.
  5. Sus extremos son fáciles de maniobrar.


No lo pienses más y adquiere una malla ciclónica, necesitas proteger tu terreno.  En Cercas e Instalaciones Especiales Mendoza estamos para atenderte.